Actividad 1: las greguerías (CERRADA)

Actividad 1: las greguerías (CERRADA)

Actividad 1. Tema: las greguerías. Semana del 15 de mayo al 21 de mayo de 2013.

En esta primera actividad del taller literario gratuito de la Escuela de Fantasía, os proponemos escribir greguerías.

¿Qué son?

Empezaremos primero por explicar qué son las greguerías: su creador, Ramón Gómez de la Serna, las definía como «humorismo + metáfora = greguería». Esta fórmula se condensa en una frase corta que busca mostrar aquello que está oculto en las cosas, ese otro lado que los escritores conviene que veamos.

Algunos ejemplos de su inventor:

  • El Coliseo en ruinas es como una taza rota del desayuno de los siglos.
  • La ametralladora suena a máquina de escribir de la muerte.
  • ¿Qué está haciendo en realidad la luna? La luna está tomando el sol.
  • El perfume es el eco de las flores.
  • En el vinagre está todo el mal humor del vino.
  • El tenedor es el peine de los tallarines.
  • Abrir un paraguas es como disparar contra la lluvia.
  • Los tornillos son clavos peinados con raya en medio.

¿Para qué nos sirven?

Las greguerías permiten que nos ejercitemos tanto en la elaboración de metáforas —recurso fundamental para la escritura— como en la mirada del escritor, esa forma de observar el mundo tan propia de los que escribimos y que no es otra cosa que encontrar el lado oculto de lo que nos rodea.

¿Cómo se escriben?

La mejor manera de escribir una greguería es observar un objeto y formularnos todas las preguntas que se nos ocurran sobre él, hasta que encontremos una forma distinta, impensada, de definirlo. Por ejemplo, podemos fijarnos en el «tenedor» y comenzar con una pregunta sencilla: ¿para qué sirve el tenedor? Para coger la comida del plato, podría ser una respuesta rápida y sencilla; ¿qué comida tomamos con un tenedor? Por ejemplo, unos tallarines; ¿a qué se parecen los tallarines?, al pelo; el tenedor se asemeja en cierta manera al peine; ergo… «el tenedor es el peine de los tallarines» ;). No sabemos si este fue el camino que siguió don Ramón para inventarse esta greguería pero nos parece una buena fórmula para que tú llegues a la tuya.

Propuesta

Escribe una, dos, tres, cuatro o mil greguerías 😉 y mándalas por Twitter (recuerda poner la etiqueta #tuitaller —con una sola t— para que nosotros podamos retuiterlas). También puedes enviarlas escribiendo un comentario en esta entrada o en un comentario en nuestra página de Facebook en el estado donde aparezca el título de esta actividad (Actividad 1: las greguerías).

Tienes de plazo hasta el martes 21 de mayo.

Ánimo y a por esas greguerías :).

Recopilación

Te dejamos a continuación con la entrada en la que recopilamos todas las greguerías que se compartieron durante la semana que duró esta actividad: Actividad 1: recopilación de las greguerías.

———

*Normas de participación.

7 Comentarios

  1. – Las gafas son para ver mentiras

    – La linterna sirve para ver nuestros miedos liberados

    – La papelera es la tumba de las ideas

  2. Las estrellas de mar son astros con los pies en la tierra.

  3. – La oscuridad es la luz de la noche.
    – Un círculo es una línea dando vueltas.
    – Las agujas cosen el tiempo.
    – Los agujeros negros son las tuberías del universo.
    – La retina pone el color a las cosas.
    – El insomnio se cura al otro lado de la almohada.
    – Vino. Y se fue antes de bebérselo.
    – Las oportunidades son ofertas en el tiempo.
    – Todo es el contenido del espacio.

    Muchas gracias.

  4. Me gustaria saber como puedo inscribirme en tu taller gratuito o si solo poniendo aqui mi comentario o mi “gregueria” con eso es suficiente. Gracias

    • Hola, Erika:

      No hace falta que te inscribas en el taller, basta con que participes compartiendo tu greguería :).

      Mil fantasías.

  5. En la gimnasia odontológica se contrae el culo y se estiran las ideas.

  6. La soledad es un cancer para el alma.
    Tendere mis ideas para secar mis preocupaciones.
    Se necesita parir nuevas ideas a este mundo sin madre.
    Entretejiendo tus decisiones confeccionas la vida.
    Amamanta tu presente, para que tu futuro sea bien consolidado.